viernes, 20 de enero de 2017

HABITANTES DEL SUELO

A diferencia de los andadores (ver aquí), estos permanecen completamente inmóviles. En principio y por lo que a ellos respecta, siempre los encontraremos, en el mismo sitio, sea cual sea la hora.

No tenía ni idea de ellos. Jamás había reparado. Así fue hasta el 1 de noviembre de 2008. Íbamos de la Pardina d'Orlato a Nocito. Paramos y me subí a una piedra para fotografiar el valle. Lo anoté en la agenda:
"Extraño clavo de la DGA metido en la roca. Me lo llevo"
Se trataba de esto:

La roca estaba rota, como si la hubieran golpeado o dinamitado, y el "clavo" sobresalía y se sacaba con la mano.
Lo guardé en casa como una curiosidad.

Durmió sin nombre encima del zapatero de casa hasta finales de mayo del año pasado. Aquel día cambié de rumbo y subí por la calle León Abadía, crucé Casado del Alisal y justo al subir a la acera vi algo en el suelo. Esto:

De vuelta a casa aún tardé un rato en atar los cabos. Aquel "clavo" de 2008 y este de hoy eran lo mismo.
Un geopunto.

Son puntos de referencia que se utilizan con fines topográficos. Y yo completamente ignorante ¿pero en qué me fijo? Está claro que hay que desacostumbrar periódicamente la mirada, sino siempre veremos lo mismo.

Desde entonces voy tomando nota de todos los que encuentro, los numero por orden, según los veo. Decidí no buscarlos, y en su lugar esperar a la suerte, nada de variar expresamente mi camino. Los situo en un planito de la ciudad. Empecé registrándolos  con un número de orden, pero luego decidí seguir solo con el plano. Eso sí, llevo la secuencia para saber la distribución.

Los puntos rojos señalan los que he encontrado a fecha 19 de enero de 2017.

TIPOS
Al principio eran de tres formas:


La de la izquierda es la única que he visto, parece un geopunto casi casero. La de la derecha es más abundante.

Luego apareció una cuarta y a finales de agosto una quinta:


La de la izquierda es la empleada en un tramo preciso del Coso Alto.
La de la derecha, desde que vi la primera, ha proliferado como las setas en los últimos meses.

Así es, el Ayuntamiento de Huesca, lleva al parecer una campaña de colocación de geopuntos:




Son mayoría aplastante, y la cosa ha perdido algo de gracia ya que no encuentro otros. Mientras no aparezcan nuevos tipos me fijo en la superficie donde están plantados:


A ver si la suerte encamina el rumbo hacia otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada